FANDOM


Tomeko Mina
IMG 20160706 161344
Usuario Chikaforceveedramon
Serie Fairy Tail
Información del personaje
Doblaje
Japonés Izumi Sakai
Caracteristicas
Edad 18 Años
Género Femenino
Altura 1.65cm
Peso 68kg
Estado profesional
Ocupación Maga clase S
Estado personal
Estado Activo
Familia Berlian (Padre adoptivo)
Debut
Tomeko Mina (トメコ・ミナ, Tomeko Mina) es la única poseedora de la magia matadragones diamante. Cuando sus padres murieron en un derrumbe, fue acogida por los fríos brazos de Berlian y después se integró en Fairy Tail.

Apariencia Editar

Tomeko es una joven delgada de estatura media, de pelo castaño oscuro, que casi llega hasta los glúteos y manteniendo una forma redondeaba hasta las terminaciones del flequillo y melena, en punta. Sus ojos son oscuros con un leve toque a colores dorados.

Lleva una simple camisa de tirantes blanquecina que lleva tapada por una gruesa chaqueta de color beige de mangas cortas con una suave piel más clara al borde del cuello. Ésta lleva unos botones negros. Los pantalones son del mismo color de la chaqueta.

Personalidad Editar

Seria y calmada, interesada en una vida segura y tranquila. Extremadamente cautelosa, responsable y digna de confianza; sin embargo su cabezonería puede jugarle malas pasadas. Es organizada y trabajadora, es por esto por lo que llega a realizar misiones de rango SS, volviendo triunfante. Generalmente prefiere estar sola, o con su compañero exceed Greig, con quien discute a veces.

Pese a su carácter con los humanos, es muy cariñosa con su compañero. Berlian le enseñó que solamente podía fiarse de muy pocos.

Historia Editar

Pasado Editar

Desde pequeña siempre vivió con sus padres en una rústica y pequeña casa de campo, acompañándoles a su duro trabajo de mineros en solitario; eran joyeros y preferían conseguir el material por sí mismos. No tenían con quien dejar a su hija, así que se la llevaban consigo bajo tierra.

Un día que la niña cargaba un pedazo pequeño de diamante en las manos, fue corriendo a ver a sus padres, feliz, lo había encontrado ella sola y sin ayuda. Cuando por fin los vio, exclamó con alegría, pero esta duró poco: un derrumbamiento la apartó de sus padres.

—¿Papá...?

Dijo la niña casi sin voz ahogada por las lágrimas; sus padres no contestaban, se estaba angustiando mucho. Otro derrumbamiento leve la calló, reuniendo valor para intentar levantar las rocas que cubrían los cuerpos de sus padres, pero se vio obligada a abandonarlos por un aumento del temblor.

Quería gritar, pero no podía. Llegó hasta una especie de claro dentro de la mina, parecía seguro, y no caían pedruscos del techo. Creía estar sola, pero sentía una presencia a su alrededor.

—¿Qui-quién anda aquí?

Preguntó asustada la cría de apenas seis años tras escuchar un sonido. Pronto fue desvelado, delante de ella apareció un robusto dragón, cubierto de placas de diamante, aunque más bien todo su cuerpo era diamante excepto sus dorados ojos que se clavaban en sus manos.

Él era Berlian, un dragón aislado del mundo bajo tierra. Él mismo se lo dijo mientras acercaba su enorme cabeza a la niña, y ésta asustada, retrocedía.

Gritó, pero Berlian agitó la cabeza.

—Pero qué mocosa más gritona...

Tomeko le gruñó, sorprendiéndose el dragón y carcajeándose. Le hacía gracia, era el primer humano que veía en siglos y tenía más valor que algunos hombres al verle, aunque esto había sucedido muy poco. Casi nunca había salido de debajo de la tierra, por lo que casi no se le conocía.

—¿Qué haces aquí?

Le preguntó volviendo a mirar el diamante. Ella se justificó, dándose cuenta de que no paraba de mirar el diamante de sus manos.

—E-es mío...

Lo abrazó, sorbiéndose los mocos, observándole con ojos vidriosos y gruñendo. Berlian intentó robarle el diamante con suavidad, tenía hambre, pero no le apetecía morder a una bolita de carne. Se puso a llorar, irritando al contrario.

—Vale, vale, buscaré otro diamante para comer...

Así se conocieron la jovencita minera y el escondido dragón. Vivieron juntos durante doce años bajo tierra, hasta que Berlian desapareció, y no supo por qué, al menos la despidió con un: “adiós, princesa”. Con el tiempo el dragón se había vuelto más cariñoso.

Siguió sola bajo tierra durante días, y su padre adoptivo seguía sin aparecer. Los diamantes no sabían lo mismo sin él, así que decidió salir de debajo de la tierra por primera vez en años.

—Cuánto sol...

Entrecerraba los ojos, cegada por tanta luz.

Con el tiempo aprendió a valerse por sí misma gracias a los gremios, ingresando en Fairy Tail, pero por mucho que la gente la mirase y espiase, nunca veían que clase de magia dominaba. Se apartaba de todos, y aunque otras chicas se acercaban a ella para preguntarle porque siempre estaba sola y cubierta de tierra, no dirigía la palabra. Conocía a Dragneel, Scarley, Fullbuster, pero pese a todo, no se animaba jamás a arrimarse al resto.

No tiene ninguna importancia en la historia de Fairy Tail, es un personaje que ha pesar de estar desde el principio de la serie no actúa.

Citas Editar

  • (Después de que Berlian desaparezca) "¿Berlian dónde estás?... tengo frío...".
  • (A Sting Eucliffe ) "Un diamante sólo puede ser destruido con otro diamante, por mucho que brilles no eres uno".

Curiosidades. Editar

  • Suele llevar arena sobre la piel porque le recuerda a su vida bajo tierra.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar