FANDOM


Capitulo 2                                                                                                            Autor:Miku love

CDM fanfic cap 2









Un nuevo día,una nueva aventura.Hoy me levanté vistiendome a toda prisa porque se me hacía tarde para ir al instituto,tropecé por las escaleras,luego salí corriendo de casa,pisé caca de perro,al cruzar el paso de peatón casi me atropella un coche,llegué a clase 5 minutos tarde,todos mis compañeros se quejaban de que olía a mierda de perro,terminaron por darse cuenta de que ese olor provenía de mi pie,se burlaron de mi y no pude evitar sentir una gran vergüenza.Una lista de cosas que se han producido solamente desde las 7:45 hasta las 8:05.Sin duda hoy me había levantado con el pie izquierdo,era eso o el karma me perseguía por no querer cenar con mi tía anoche por decirle que la comida estaba mala,pero ya todo eso no importaba,lo verdaderamente primordial ahora era que me encontraba en el baño limpiando mi asquerosa zapatilla,era asqueroso...realmente asqueroso.

-Vaya,Vaya pero si es la señorita apestosa-pronuncia Ámber quien acababa de entrar al cuarto de baño.

-Ahorrate tus comentarios Ámber,no he tenido una buena mañana.

-Jajajaja pues mejor para mi,la verdad no me importa nada que hayas tenido o no una buena mañana.-dice la rubia mientras saca su brillo de labios el cual se estaba aplicando en ese momento mirandose al espejo.

-¿Pero qué es lo que te he hecho para que me tengas que tratar de esa manera?-dije muy harta y con un tono elevado.

-¿Que qué me has hecho?pues venir a este instituto claro está,no tienes ni el nivel ni el estilo para estar aqui,ademas desde que llegaste mi hermano te presta mucha más atención a ti y cada vez tengo menos posibilidades con Castiel por tu culpa.-dice con una mirada desafiante.

-¡Venga ya!Castiel no me interesa para nada,y si tu hermano me hace más caso a mi será porque yo sería mejor hermana para él de lo que lo podrías ser tú en la vida.-terminé mi argumento con satisfacción.

Ámber no parecía muy contenta por lo que acababa de decirle,se había puesto roja de la furia que tenía encima,si ya os lo digo yo es como la hija de un diablo.

-Escuchame bien pedazo de excremento-se acerca a mi y me sujeta con fuerza unos mechones del pelo-no quiero que vuelvas a acercarte a mi hermano o a Castiel,es más no quiero que les vuelvas a dirigir la mirada ¿entendido?

No quise responder,estaba claro que no obedecería ninguna de sus órdenes pero ella pensó que mi silencio significaba un sí señora por lo que recogió sus pinturas y se marchó del cuarto de baño.Un día me tiraré de un tejado,os juro que ya no la aguanto más es tan tan...

-¿Tienes algun problema?-dice una voz entrando por la puerta.

-¡Quieres largarte y no volver a...! ¿¡Rosalya!?-no me esperaba encontrarmela a ella,es más pensé que era otra vez la bruja de Ámber.

-Venía a ayudarte pero ya me veo que no quieres que este aqui...-dice mi amiga con un tono muy triste.

-¡No,no! pensé que eras Ámber...otra vez...-dije bajando el tono.

-¿Otra vez metiendose contigo?-pone los brazos en jarras y enarca un aceja.

-¡Sii!-voy corriendo a abrazarla-no la aguanto más,me amenaza constantemente y no sé que es lo que debo hacer,acabaré por volver atrasladarme de instituto por su culpa...-por mis mejillas comienzan a caer una finas lágrimas.

-Oh no,claro que no vas a trasladarte-me agarra los hombros-tienes que seguir luchando contra ella,además lo está pasando peor que tú,su hermano te prefiere y su principe azul elegiría pasar más tiempo contigo a estar dos segundos con ella-me giña un ojo la peliblanca.

-Hey...pues tienes razón.-digo secándome las lágrimas y abriendo los ojos como platos.

-Ves como eres y serás más fuerte que ella-me sonrie-y ahora tú y yo nos vamos a desayunar al patio que te tengo que contar cosas sobre mi adorado Leigh-dice muy contenta mientras me agarra del brazo y partimos hacia el patio.

Tenía muchisima hambre,como ya os había dicho salí como un rayo de mi casa y no me dió tiempo a desayunar pero por desgracia tampoco me había dado tiempo de coger ningun bocadillo para desayunar en la hora de descanso,¿es qué el día no podía empeorar?Cerré la mochila y me digné a escuchar las palabras de mi amiga.Nisiquiera me preguntó si tenía hambre,supongo que era porque estaba muy entretenida hablando sobre Leigh que no notaba que mis tripas gritaban que las alimentasen aunque sea solo con una mísera galletita pero necesitaba llevarme algo a la boca,si no¿como podría concentrarme en las clases luego?Uff tenía que buscar a alguien que le sobrase el desayuno pero ya.

-Entonces me dijo que le gustaba más el vestido negro y yo le dije ¿por qué ese? y el me respondio que estaría hermosa eligiera cual eligiera-parloteaba mi amiga sin parar.

-Rosa...¡Rosa!-intenté pararla yo-me parece estupendisimo que Leigh te ame en serio lo digo de corazón-si que lo estaba diciendo de verdad-pero ahora resulta que tengo que llenar mi estómago antes de que me de un mareo en medio de las clases,¿lo entiendes?

-¡Ah!lo siento...estaba tan entretenida hablando de mis cosas que no me di cuenta de que tu estabas a punto de desfallecer.-se disculpa mi amiga.

-No pasa nada de verdad,era mi problema,pero ahora me gustaria ir a cazar algo,¿no te importa si te dejo sola?

-Claro que no,lo primero es lo primero.-dice la peliblanca levantando el dedo índice.

Tras la respuesta de Rosalya corrí a toda pastilla hacia la cafetería pero...¡no tenía dinero encima!¿como iba yo a comprar algo sin dinero?Me sentía más débil y las fuerzas se me agotaban cada vez que a mi nariz llegaba el olor de queso fundido de los bocadillos o el olor a tortilla.Lo mejor que podía hacer era irme de ese lugar y deambular por los pasillos, y eso hice.No me detuve a hablar con mis amigas quienes esperaban que me sentase en el patio junto a ellas,simplemente entré al edificio.Tras unos breves minutos de haber entrado me pareció escuchar un ruido en el laboratorio de ciencias y por muy estúpido que fuese lo primero que se me pasó por la cabeza fue que una de las ranas que habíamos disexionado habían vuelto a la vida y ahora se paseaban por el aula en busca de venganza...menuda creatividad¿no os parece?Me encaminé hacia dicha aula y apoyé la oreja en la puerta para escuchar mejor lo que sucedía ahí dentro pero la verdad no percibía demasiado,solo escuchaba jaleo,como si los objetos se estuvieran moviendo.Dudé en abrir o no la puerta,quizás era algún profesor que estaba haciendo algún trabajo científico o alguien enfadado con el mundo pero aún si fuera un asesino a sueldo mi curiosidad era más grande así que de un portazo abrí la maravillosa puerta sin percatarme que gracias a mi movimiento lesioné...la cara del sujeto que se encontraba en el interior.Tan rápido como pude me volví hacia el aula para ver quien había recebido el gran impacto y automaticamente mi corazón empieza a dar rápidos golpecitos de alegría y mi instinto animal hace que mis ojos brillen con destellos al ver la figura que tenía delante¿Pero qué les pasa a estos dos?no recuerdo haber mandado ninguna orden a mi cerebro para que actuaran de esa manera.El personaje que tenía ante mi no era más ni nada menos que Armin el ``friki del instituto´´ y si os lo estais preguntanto,sí,otra vez acababa de darle un porrazo en todo el morro.

Me precipité en ayudarle,o más bien,en lamentarme.Le rogaba que me disculpase una y otra vez pero él solo se quejaba de dolor y no respondía a mis disculpas,yo creo que del disgusto que me llevé hasta el hambre voráz que tenía había desaparecido.Armin asentó una mano encima de una de las mesas mientras que con la otra se cubría cara para aguantar el suplicio que estaba pasando.

Quería que la tierra me tragase.

-Creo que esta vez no me he metido contigo como para que me vuelvas a sacudir la cara-dice el pelinegro girandose hacia mí y recordando la escena del otro día en su casa-.

-¡No! no quería hacerte ningun daño...verás fue un accidente...-digo algo colorada por la verguenza-.

-Jajajaja claro todo lo haces por un accidente-dice el muchacho en tono gracioso-.

Al mirar su rostro me percaté de que cobraba un color rojizo gracias al golpe,lo que hizo que me sintiera peor ya que significaba que le había dolido de verdad.

Corrí hacia el fregadero que estaba situado justo detrás de Armin,cojo un trapo y lo mojo en agua muy fría,al terminar me viro hacia mi amigo y deslizo el trapo suavemente por su rostro.Él daba unos breves suspiros mientras yo le aplicaba el paño con agua fría sobre cada una de las facciones de su cara.Arrastre el paño lentamente sobre sus labios y fue cuando paré a fijarme en ellos,parecían delicados y suaves pero a su vez voluptuosos...¿pero que me pasa?no puedo parar de mirarlos ¡nisiquiera tengo fuerzas para seguir deslizando el paño!Armin posa su mano sobre mi hombro lo cual hace que yo enseguida levante la mirada y le mire directamente.Fue ahí cuando quedé totalmente hipnotizada por sus ojos (si es que se le podían llamar así),eran tan azules...más azules que el mismo cielo,vivos y tan llenos de energía...aunque ahora permanecian confusos,sin saber que era lo que me sucedía.

-Perdón...es que me siento muy culpable y...-pronuncié intentando excusarme.

-Cuantas veces te tengo que decir que no te disculpes,no estoy enfadado en absoluto,eres mi amiga,y yo no me enfado con los amigos.-termina por decir mientras me da palmadas en la espalda soltanto una risa inocente.Me parece a mí que este chico no pilla el aura del ambiente.

-Vale,vale,amigo-dije yo quitandome su mano de encima a la vez que me alejaba de él-por cierto,¿que haces aquí en la hora de descanso?¿no se supone que deberías estar fuera?no se...tal vez¿con los amigos o con tu consola?

-Ese es el problema-parecía apenado-el Sr.Farrés me la ha confiscado por usarla mientras estabamos en clase,y de paso me ha castigado limpiando y ordenando el laboratorio de ciencias.

-Espera,espera...¿qué estabas usando la PSP mientras estábamos en clase?Armin ¿cómo te lo tenemos que decir...?que tu pases un kilo de los profesores no significa que ellos pasen de ti,además ese es el principal problema de tus bajas notas,no debes utilizar la consola en clase ¿deacuerdo?

-Lo se...lo siento-agacha la cabeza lentamente decepcionado y sus ojos llamativos parece que perdieron su brillo.

-Pero...-formulo yo mientras con la mano le levanto lentamente la mirada-para eso estoy yo,para ayudarte en los estudios y ayudarte en todo lo que quieras,hasta puedo ayudarte a poner en orden en esta clase,¿qué te parece?-digo yo muy alegremente.

-¿En serio lo harías?-dice el muchacho cobrando de nuevo la alegría mientras que sus ojos vuelven a tener el brillo que siempre habían tenido.

-Por un buen amigo hago cualquier cosa,ten eso presente-digo señalandole con el dedo índice-.

-¡Pues que empiece el juego princesa Peach!

-¡Acabemos con la suciedad y el desorden de mi reino querido Mario!-digo señalando con el brazo y la mano abierta toda la clase.

Comenzamos a recoger y limpiar el aula.Nos estaba llevando algo de tiempo,parecía que los de la limpieza no se habían pasado hace mucho por ahí.Tras trancurrir casi toda la media hora de descanso por fin habíamos terminado de limpiar y ordenar la sala.Cuando yo ya estaba decidida a irme Armin empezó a curiosear un armario que estaba cerrado con llave,me acerqué para insistir en que nos fuéramos ya de aquel lugar pero él insistía en que quería saber que había dentro del armario,¿por qué quería saber que había dentro del amario?y mira que yo soy muy curiosa pero no tenía ganas de ver que era lo que guardaba un simple armario en una clase de ciencias,de hecho,seguro que solo tenía libros o alguna cosa así.

-Armin quieres dejarlo ya,esta apunto de sonar la campana del final del recreo,tenemos que ir a clase-insistía yo.

-¿Qué pasaría si mi PSP está encerrada ahí dentro?puede que este llorando...y suplicandome,rogandome que la saque de ahí-dice apoyando la oreja en el armario.

-Si te la confiscó seguro que está en la sala de profesores,venga no seas tonto.

-Me la arrebató justo cuando estabamos en esta clase,esta mañana en la segunda hora,no puedo quitar posibilidades.-quizas tuviese razón,es verdad que estuvimos en este aula en la segunda hora y quizas encerró su consola en el armario pero...¿no os parece absurdo?

-Voy a abrirla.-dice con gran seguridad.

-Pero...¿cómo? nisiquiera tienes una llave.

-Tranquila lo tengo todo bajo control.-dice el muchacho dandole dos fuertes golpes a las puertas del armario,acto seguido se cruza de brazos mientras me mira.

-Déjalo,no hagas esto más dificil.-digo yo agarrandole el brazo y tirando de él.

-Será rápido ya lo verás.-insistía el muchacho cuando en ese preciso momento escuché como si algo estuviese haciendo un esfuerzo por moverse,como si fuera madera vieja,y efectivamente el grandioso armario se estaba inclinando hacia delante apunto de echarsenos encima.

Armin con rapidez me empujó hacia el suelo mientras que la caida del armario fue bloqueada gracias a las mesas que estaban a nuestro alrededor pero justo al impactar el armario contra dichas mesas los cajones situados al pie de este se deslizan hacia abajo desplomandose entre las piernas del chico.El gamer (quien ahora se situaba encima de mí) alzó la mirada para ver si me encontraba en buen estado,digamos que estaba exhausta en ese preciso momento además de asustada por la movida que acababamos de tener.Mi pecho subia y bajaba con rapidez golpeando el torso de mi compañero,sentía su cálido aliento en mi cara,podía escuchar su respiración...y como no ahí tenían que entrar en escena mi queridísimo pero alborotado corazón y mi gran pero no menos importante instinto animal quien me hacía desear insconcientemente al gemelo heterosexual.Para destruir este acalorado ambiente agarré uno de los objetos que se habían caído de los cajones al y lo colocqué en medio de nuestros labios para evitar que por ``accidente´´me diera un ``espasmo´´ muscular haciendo que saborease los labios de mi amigo.

-¿Mm...?¡mi PSP!-exclamó el chico al instante.

-¿Tu qué?-dije yo mirando dicho objeto.

-Te dije que estaría dentro del armario-dice Armin arrebatandome su consola de las manos y con un tono de orgullo-.

-Ya...estaba en un cajón...donde no hacia falta llaves...ni tantas complicasiones...

-Bueno no todo el mundo es experto-seguía manteniendo el tonito de ganador-.

-Lo que tu digas pero mejor será salir de aqui cuanto antes y volver a colocar todo esto como estaba.

-Esto dejamelo a mí,soy hombre y por lo tanto más fuerte,podré subir el armario de nuevo tu vete a clase antes de que suene la campana,ya llegaste tarde esta mañana será mejor que en lo que queda de día seas puntual.

Me impresionó la amabilidad del chico,no me esperaba que se ofreciese el solo a reordenar todo aquello,supongo que se preocupaba por mi,y eso me gustaba.

Fin del capitulo

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar